jueves, 12 de enero de 2012

Análisis del Eneatipo 3

Volver a Inicio de página


«Soy eficiente, seguro de mí mismo y busco el éxito ante todo. Soy competitivo, adicto al trabajo y tengo mucha energía. Me preocupa dar una buena imagen de mí mismo, de mi familia y de mi trabajo profesional. Soy poco tolerante con la gente ineficiente o lenta. Puedo ser vanidoso y busco el reconocimiento de los demás. Tiendo a reprimir los sentimientos porque pueden entorpecer mi llegada a la meta».


Índice


Volver a inicio de Página

1-Consideraciones Importantes



Lea detenidamente las siguientes cuestiones para poder entender y asimilar correctamente la información contenida en esta página:
  1. El autodescubrimiento no termina con la identificación de la personalidad básica o eneatipo, sino que tan sólo supone el comienzo de un viaje interior que nos ayuda a empatizar, comprender y mejorar nuestra comunicación con los demás.
  2. Sea cual fuere su eneatipo básico, los eneatipos en las direcciones de integración y desintegración influyen en su personalidad global. Para obtener una respuesta más acorde a la misma, no sólo debe tomar en cuenta el eneatipo básico y su ala correspondiente, sino los dos eneatipos correspondientes a sus direcciones de integración y desintegración en el Eneagrama. Los rasgos de los cuatro eneatipos pueden mezclarse en su personalidad global, proponiendo un marco más amplio y acorde a la realidad. Tomando como ejemplo un eneatipo 3, es muy difícil identificarse completamente con él: cualquier eneatipo 3 posee un ala 2 ó 4, así como una dirección de desintegración (6) y otra de integración (9), que juegan un papel importante en la personalidad global.
  3. Este blog dispone de 9 tests independientes para valorar cada eneatipo básico, así como un test de identificación rápida TRIE (disponible en el apartado «Etiquetas» a la derecha del blog) y un test preciso on line (accesible a través del botón «Eneagrama», situado en el menú de la parte superior del blog).
  4. A través del test del Eneagrama es posible dibujar un mapa completo de nuestra personalidad, teniendo en cuenta que el resto de eneatipos influyen en nuestra personalidad global.

Volver a inicio de Página

2-Situación en el Eneagrama


El eneatipo 3, junto a los eneatipos 2 y 4, conforma el trío emocional, caracterizado por la importancia otorgada al pasado y a los sentimientos en general.

Contrariamente, el trío visceral (eneatipos 8, 9 y 1) otorga mayor importancia al momento actual, de carácter relevante, así como el trío mental o racional (eneatipos 5, 6 y 7) prioriza las consecuencias de la conducta en un futuro.

A grandes rasgos, el eneatipo 3 maneja sus energías de un modo intermedio, entre la extroversión y la introversión (eneatipos 3, 6 y 9), en un intento de conciliar ambas tendencias y sin desarrollar ninguna especialmente.

Contrariamente, otros eneatipos obran de manera introvertida (eneatipos 1, 4 y 5), atendiendo primordialmente a su mundo interno y a sus necesidades, o bien de un modo extrovertido (eneatipos 2, 7 y 8), centrando su atención en el entorno y las personas que le rodean.

Localización del eneatipo 3

La personalidad global del eneatipo 3 puede estar influenciada de un modo notable por su ala (2 ó 4), así como por su dirección de integración (eneatipo 6) y su dirección de desintegración (eneatipo 9).

Volver a inicio de Página

3-Hábitos


El eneatipo 3, caracterizado por su orientación mercantilista, puede mostrar los siguientes hábitos:
  • Carismático. Eficiente y atractivo.
  • Simpático, con gran habilidad social.
  • Extremadamente seguro de sí mismo por fuera, e inseguro por dentro.
  • Optimista. Asertivo y esforzado.
  • Competitivo, auto exigente y pragmático.
  • Ansioso y egocéntrico.
  • Práctico y calculador, buscador de un estatus.
  • Ambiguo, entre la frialdad y la calidez.
  • Mordaz y distante. Controlador y controlado.
  • Implacable y tenaz.
  • Falso y superficial.
  • Frívolo, materialista y ambicioso.
  • Adicto al trabajo y con marcada tendencia al marketing.

Volver a inicio de Página

4-La Vanidad Como Pasión


La palabra vano proviene del latín «vanus» (vacío) y se define como una falta de contenido, sin valor real, sentido o fundamento, lo cual describe a la perfección el gran dilema existencial del eneatipo 3, experimentando la personalidad que proyecta como algo sublime, pero sintiéndose muy vacío por dentro.

Collage representativo del eneatipo 3

Encubierta bajo un manto de simpatía, eficiencia y carisma, la vanidad proyecta, a primera vista, una imagen alejada de la jactancia y de la esencia presuntuosa que la caracteriza.

Orientado hacia todo lo que está de moda, el eneatipo 3 se esfuerza por comportarse de acuerdo a la tendencia más demandada, haciendo de su vida una continua campaña de marketing, mostrando un interés por la exhibición y el éxito, a través de una increíble habilidad social, con una maleabilidad para cambiar de actitud o de apariencia según la moda o la ocasión y sobre todo, con una intensa necesidad de querer ser visto, oído y apreciado, creyendo que la imagen idealizada que presenta al mundo se corresponde a su propia realidad, auto engañándose con tal de no ser un don nadie.

La vanidad o el engaño hacen que el eneatipo 3 aspire a ser la estrella que brilla, admirada por su estilo y logros personales. Proviniendo incluso de familias humildes, a menudo rechaza todo lo que suponga no estar a la altura, llegando a rechazar a sus parejas por mostrar comportamientos que considera inapropiados, no exitosos o vulgares.

El camino hacia la vanidad puede comenzar desde la infancia, cultivando y desarrollando para sí mismo todo lo que resulta atractivo o con posibilidades de impresionar a los demás.

La vanidad hace que su carácter emocional no se mantenga por mucho tiempo en el sentimiento, para no estancar su acción. Habitualmente tan sólo parece sentir durante unos minutos, tras los cuales arroja sus sentimientos a un saco sin fondo para continuar sus tareas, utilizando la híper actividad como antidepresivo, asegurándose de mantener una agenda bien repleta y ocuparse en diversas actividades, con tal de evitar enfrentarse al vacío interior que siente.

Habitualmente, la vanidad no se caracteriza por adoptar comportamientos demasiado extrovertidos, sino más bien tímidos. Su extroversión no es sino un papel habitualmente representado, con aparente naturalidad.


Volver a inicio de Página

5-La Vanidad Como Excusa


En un intento de evitar su vacío interior, el eneatipo 3 planifica su vida sobre tres pilares básicos: el aspecto que tiene y lo atractivo o sexy que resulta, los éxitos obtenidos y los bienes materiales que posee o los logros sociales obtenidos.

Desde la vanidad, el mundo en general y la vida es un gran escenario donde todo el mundo representa un papel determinado. Por ello, es necesario luchar con uñas y dientes hasta lograr la marquesina más grande y espléndida.

En su afán por brillar, se convierte en su propio producto, vendiéndose en el mercado al precio más alto posible. Este empeño por ser reconocido se convierte en su sustituto del amor, traduciéndose en una búsqueda del cariño a través del éxito profesional y social.

Falsedad y orientación mercantilista

El eneatipo 3 construye su personalidad en base a la mirada ajena, llegando a creer que existe únicamente a través de ella, siendo apreciado en base a su imagen y actividad.

Implícitamente a su ansia por resultar brillante, el miedo al fracaso es su mayor fantasma.

La vanidad supone la creencia de que sólo merece amor el exitoso; nadie quiere a los perdedores, siendo capaz de cualquier cosa con tal de evitar su temido fracaso. En el logro de su objetivo se muestra implacable y esforzado, extremadamente calculador y con una determinación inflexible, aunque a pesar de ello se vea obligado a mentir y engañar.

Volver a inicio de Página

6-Manifestación de la Vanidad


La tendencia al engaño, más o menos evidente, puede manifestarse a través de las siguientes actitudes:
  • Orientación al éxito: el eneatipo 3 es instintivo y competitivo por naturaleza, y no le interesa nada más que los resultados. Sabe imprimir la marcha adecuada para avanzar, tanto en el campo profesional como en sus relaciones.
  • El arte de la manipulación: expresado en su instintiva habilidad para suscitar la admiración y el favor de los demás, así como para exponer sus proyectos de manera convincente a la hora de conseguir cualquier apoyo.

  • Eneatipo 3: imagen

  • Pragmatismo: su filosofía de la vida está orientada a la acción, a posiciones y estrategias concretas. Para el eneatipo 3 es verdadero lo que es práctico y no existen verdades objetivas.
  • Atracción sexual: esta personalidad se sirve de sus especiales aptitudes sociales y comunicativas para despertar la atención y ganarse las simpatías, convencido de que toda conquista afectiva es un nuevo éxito.
  • Ambigüedad: tendencia a vivir de dos maneras distintas: la más visible es la orientada al exterior y está conformada por su apariencia, basada en la imagen y en su adaptación; la segunda guarda relación con el mundo interior y es más genuina, privada y protegida.

Volver a inicio de Página

7-Comportamiento y Actitudes


La vanidad y falsedad del eneatipo 3 puede mostrarse bajo diversas formas:
  • Busca ser querido por sus logros y rendimiento.
  • Muy competitivo, obsesionado con la imagen de triunfador y el status comparativo.
  • Apasionado por el éxito, llega a creerse lo que aparenta.
  • Verdadero maestro de las apariencias, puede aparentar ser más productivo de lo que es en realidad.
  • Confunde su ser real con la identidad de su trabajo, interpretando la imagen profesional requerida.
  • Aparenta optimismo y bienestar, huyendo de sus emociones y trabajando sólo para obtener recompensas externas.
  • Trepador, ejecutivo, súper woman, llega a todo.
  • Muy activo. Evita el tiempo libre si no es para escalar u obtener buenos resultados.
  • Autoestima dependiente de su rendimiento.
  • Vida familiar como de anuncio: «viajamos juntos, hablamos mucho con los chicos, jugamos al tenis, etc.».
  • Bajo su apariencia perfecta, permanece alienado: «no sé quien soy, pero lograré lo que me proponga; debo ser el mejor para ser tenido en cuenta».
  • Arrogante, ambicioso, entusiasta, enérgico, dominante, tipo neutro, controlado, frío en las emociones y con gestos estudiados.
  • Necesita ser admirado y no se siente bien en soledad.
  • A menudo nunca pierde las formas y sólo muestra su tristeza en el terreno íntimo.
  • Raramente se embarca en proyectos con pocas posibilidades de obtener un éxito rotundo. Sin embargo, su excesiva confianza en sí mismo puede jugarle una mala pasada, embarcándose en proyectos demasiado ambiciosos y más allá de sus posibilidades.
  • Jamás admite sus fallos, atribuyéndolos a diversas circunstancias, otras personas o simplemente disfrazándolo con sus dotes innatas para la mentira y el engaño.
  • Recuerda muy bien los éxitos propios y los fracasos ajenos, sin recordar sus fracasos o aquello que no funcionó en su vida.
  • Notable tendencia a la pose, mostrando su mejor perfil; acaso como si fuera filmado o si estuviera perpetuamente en una entrevista de trabajo. Siempre debe causar la mejor impresión posible, a pesar del esfuerzo agotador.
  • Desde niño sueña con una vida acorde a la publicidad vigente, esforzándose por resultar creíble a toda costa, siendo capaz de cualquier cosa con tal de no parecer un perdedor.
  • Se describe a sí mismo como ganador, exitoso, líder, etc., lo cual confunde a muchas personas a la hora de identificarlos; no siempre es rico o glamoroso, aunque busca el éxito de una u otra forma, lo logre o no.
  • Utiliza la mentira, el engaño y la manipulación para lograr sus propósitos.
  • Su vanidad y frialdad quedan reflejados en el estereotipo de la muñeca Barbie.
  • A simple vista parece alguien cálido, simpático, extrovertido y agradable, aunque más allá de esta apariencia suele encontrarse un muro de hielo, reprimiendo sus sentimientos para continuar funcionando. Existe una especie de frialdad en él.

  • Apariencia fría acorde a las modas

  • Capacidad para realizar y pensar diversas acciones al mismo tiempo, sin afectar a las tareas que se encuentre realizando.
  • En momentos de stress, su adicción a la actividad puede desintegrarse, adoptando la narcotización del eneatipo 9 o la inacción del eneatipo 6.
  • Creencia firme de que si no hace que las cosas sucedan, nada ocurrirá.
  • Pragmático y contrario a creer en el destino o el azar.
  • Auto suficiente, actitud de hacerlo todo solo, suele sentir que sostiene el mundo sobre sus hombros.
  • Se hace a sí mismo y a su vida en función de lo que estima gustará al resto de la gente.
  • Miedo a decir o hacer lo incorrecto, sin bajar la guardia. Falta de espontaneidad por miedo a que se rían o desconfíen, viéndolo bajo una luz menos favorable.
  • Ningún éxito parece real o suficiente, lo que le empuja a alcanzar triunfos mayores, que tampoco le satisfacen.
  • Al igual que el eneatipo 1, existe un crítico interno cruel e inflexible consigo mismo.
  • Su fijación por la falsedad, el engaño y el fingimiento supone interpretar tantos personajes, que a menudo siente que nadie le conoce realmente. No es fácil adivinar un regalo envuelto en innumerables envoltorios y recipientes diversos.
  • Dificultad para conocer lo que piensa o siente realmente, ya que a menudo expresa sentimientos no acordes a sus emociones. Puede mostrarse totalmente inalcanzable y distante con alguien, estando incluso profundamente enamorado.
  • Debilidad en las relaciones íntimas al creer que pueden conducirle al fracaso, la entrega y la intimidad. Temor a que alguien se acerque más allá de su imagen triunfadora, destapando el fraude y abandonándolo.
  • Su gran tragedia es no saber quién es en realidad, al no desarrollar el contacto con sus propios sentimientos y deseos. Al cesar su frenética y agitada carrera, suele preguntarse, angustiado: «¿quién soy realmente? ¿Qué es lo que realmente quiero?».

Volver a inicio de Página

8-Infancia


Desde su infancia, el eneatipo 3 se embarca en una frenética búsqueda del éxito, status y reconocimiento ajeno, concentrando todas sus energías en la búsqueda de un reconocimiento, un atractivo sexual, la riqueza y el brillo social.

A menudo Fue un niño premiado por sus logros y amado por ello, que aprendió a reprimir sus propias emociones, adquiriendo un rasgo que garantizara su amor: la idea era esforzarse mucho para lograr el reconocimiento, asumiendo posiciones de liderazgo y ganando siempre, evitando el fracaso a toda costa.


Desde muy pequeño se esfuerza en demostrar lo que vale, realizando esfuerzos sobre humanos para que los adultos le otorguen reconocimiento. La atención recibida es su motor, convirtiéndose en imprescindible.

El niño eneatipo 3 carece de apoyo emocional: pero el show debe continuar, a pesar de todo.

Si de niño buscaba el aplauso de los más cercanos, de adulto ansía el aplauso del mundo. Ser aplaudido, deseado o admirado equivale a ser amado. Y si además es envidiado, mucho mejor.

Volver a inicio de Página

9-Liderazgo


El liderazgo que ejerce o puede ser capaz de ejercer el eneatipo 3 es:
  • Líder competente que se bate contra sí mismo a través de la eficiencia, la eficacia y la efectividad.
  • Líder competitivo: un buen presentador de televisión o acaso el capitán de un equipo vencedor.
  • Capacidad para resultar productivo y motivar.

Volver a inicio de Página

10-Subtipos


Los tres subtipos para el eneatipo 3 contemplados en el Eneagrama, se perfilan del siguiente modo:

Subtipo Conservación (Seguridad y Practicidad)

Seguridad, practicidad.

Es el contra pasional de los tres subtipos, siendo una persona muy seria y retenida, con una fuerte orientación hacia el trabajo y pudiendo ser un adicto al mismo, aunque siempre al servicio de la seguridad. Afianza sus riquezas y bienes socialmente apreciados, aun proviniendo de familias pobres. Si alguien presume de cualquier cosa, a menudo intentará demostrarle que no debería hacerlo, y así sucesivamente, de modo que su vanidad no queda registrada como tal. De los tres subtipos, es el de carácter mental.

Los conflictos que crea son encubiertos en cierto modo, no llegando a desatar la chispa emocional inmediatamente. Puede ser muy cizañero y enfrentar a la gente de modo encubierto y sin apenas llamar la atención (envidia), llegando a provocar conflictos importantes.

Existe una necesidad neurótica de tener una seguridad material y una practicidad, así como una rigidez y sobriedad similar a la del eneatipo 1 genérico, basada en una especie de pasión por ser una buena persona, según el modelo o los estándares a seguir.

Justificación personal: «estoy seguro, luego existo». Su envidia es la verdadera envidia, entendida como tal: envidia de la felicidad ajena, de la posición social, de un trabajo, de la capacidad de improvisación, auto suficiencia, etc.

Su pasión satélite es la seguridad y la practicidad, que busca en todo lo que hace. Es el más eficiente, perfecto y materialista de los tres subtipos: la súper mamá que trabaja, cuida a sus hijos y se ocupa de la casa (digna de figurar en una revista); llega del trabajo y prepara una cena deliciosa, se maquilla y se viste elegantemente.

Es el menos vanidoso y llamativo de los tres subtipos, con una tendencia a cultivar un perfil más bajo, si esto es posible para el eneatipo 3. Así, no siempre resulta exitoso, sintiendo un terror al fracaso o el descenso profesionales. Tendencia a imponer su propio estado de ánimo alrededor, sin admitir que le lleven la contraria.

Subtipo Social (Prestigio y Estatus)

Prestigio, estatus.

Es el instintivo de los tres subtipos, orientado a la acción. Hiperactivo, tiene una necesidad neurótica de obtener estatus y un reconocimiento social, con una pasión por lograr el éxito a los ojos ajenos.

Justificación personal: «soy exitoso, luego existo». Busca destacar en todo lo que hace, brillando en aquello a lo que se dedica y juntándose con quien brilla para brillar también. Su vanidad es muy obvia y a menudo son personas que se muestran muy encantadoras, pudiendo ser muy charlatanes e incluso interesados.

Su pasión satélite es el prestigio y estatus sociales, que busca a través de títulos universitarios, honores, postgrados, clubes caros, marcas de moda o cualquier cosa que los asegure, practicando el eslogan: «pertenecer tiene sus privilegios».

Interesado en las marcas, los diseños, los coches caros, etc., es capaz de mantener una pareja acaso como si se tratara de un trofeo.

Es el más frío y desapegado de sus sentimientos, pudiendo ser el más agresivo. Es un gran disimulador de sus sentimientos, un actor que a menudo interpreta con intenciones de obtener el éxito, como si acaso lo estuvieran viendo por la televisión entretanto interpreta. La mayoría de los grandes magos pertenecen a este eneatipo.

Camaleónico, emplea todo tipo de máscaras con tal de mantener su imagen pública, fama y éxito social. Es un magnífico comercial. El típico «trepa».

El reconocimiento o el aplauso resultan esenciales. Mentiroso social e hipócrita, suele aparentar más de lo que es, mintiendo en su curriculum.

Subtipo Sexual o Intimidad
(Masculinidad, Feminidad y Sex-Appeal)

Atractivo, sex appeal.

Necesidad neurótica de ser el objeto sexual de los demás. Existe una pasión por ser agradable, atractivo y deseado. Es el emocional de los tres subtipos. En el terreno íntimo son muy llorones, controladores y celosos. Sobrados de vanidad.

Justificación personal: «me desean, luego existo».

Su pasión satélite es el atractivo físico y sexual. Su rostro es gélido y su actitud altiva, mostrando mucha frialdad e introversión. A pesar de ser el emocional de los tres subtipos, a menudo se muestra inseguro y tímido, pudiendo llegar a ser el menos eficiente de los tres subtipos, pero sin dejar de ser competitivo en ningún momento y orientado al éxito. Socialmente acostumbra a ser despreciativo, mirando por encima del hombro a los demás.

Apuesta todo al sex appeal, mostrando siempre una actitud de pose o exhibicionismo, centrándose en sus conquistas sexuales para perder su miedo a no resultar atractivo. Es el prototipo de la muñeca Barbie, que además acostumbra a unirse con parejas de su mismo eneatipo y subtipo.

Es el que más sufre la ambigüedad entre la calidez y la frialdad característica del eneatipo 3, siendo intenso y frío al mismo tiempo, por huir de la intimidad.

Adopta una postura de «mírame y no me toques», conservando una imagen de adolescente que perdura en el tiempo, acaso como un maniquí de escaparate.

Practican una actitud de «mírame y no me toques», poniendo barreras y levantando muros que impidan el acceso a ellos y hacerlos inalcanzables, empeñados en su actitud altiva.


Volver a inicio de Página

11-Integración (del 3 al 6)


La superación del eneatipo 3 consiste en integrar la virtud de la verdad, que puede cultivar practicando las siguientes actitudes:

  • Ser transparente y jugar con las cartas boca arriba, sin esconderse detrás de la profesión, el cargo o la imagen.
  • Ser consciente de las máscaras y trucos que se emplean para manipular al prójimo o a uno mismo.
  • Prestar más atención a los sentimientos y las necesidades del corazón, sin proyectarse instintivamente en la acción o en los propios proyectos.
  • Saber percibir las diferencias entre la acción y el sentimiento, especialmente en las relaciones interpersonales.
  • Reconocer la discrepancia existente entre la imagen pública que se quiere mostrar y el mundo privado que se desea esconder.
  • No permitir que la eficacia sea el principal criterio para valorar las situaciones y las personas.
  • Afrontar con humildad el fracaso y aprender a decir «me he equivocado, discúlpame».

Dirección de integración

Mediante la práctica de dichas actitudes, el eneatipo 3 logra progresar en los siguientes aspectos:
  • Compromiso con algo o con alguien, aprendiendo que su valor no disminuye al formar parte de algo más que de uno mismo. Identificarse con otros le permite enraizar valores sólidos.
  • Su compromiso con otros le permite exponer lo que tanto teme: lo subdesarrollado que es en realidad, descubriendo que puede ser aceptado a pesar de ello y estableciendo una base sólida sobre la que seguir creciendo.
  • Posibilidad de admirar y sentirse amado por alguien con quien no competir. Mediante una relación comprometida es posible desarrollar cualidades sanas, perdiendo interés por impresionar con su prestigio, éxito o status, sin engrandecerse a costa de los demás.
  • Reconociendo valores ajenos puede desarrollar su conciencia, reconociendo los límites de su conducta, de lo que puede esperar de sí mismo y de los demás, así como de la vida en general.

Volver a inicio de Página

12-Desintegración (del 3 al 9)


El Eneagrama no está orientado a las distorsiones de la personalidad y patologías mentales. En su patología o enfermedad, el eneatipo 3 puede clasificarse como histérico y narcisista. Mentiroso patológico. Puede padecer hipertensión, depresión y anhedonia, pudiendo resultar muy vengativo, sádico e incluso psicótico.

Temiendo el fracaso y la humillación, puede ser explotador y oportunista, utilizando a los demás para mantenerse arriba.

Dirección de Desintegración

Vil, inmoral, mentiroso patológico, se aprovecha de los demás todo lo posible.
Indigno de confianza, saboteador y traidor malicioso, apuñala por la espalda a amigos y colegas, arruinando reputaciones y relaciones por la sensación de triunfo que esto le produce. Inconscientemente, es delirantemente celoso con los demás. Miente y engaña para proteger su imagen y asegurarse de no ser descubierto.

Volver a inicio de Página

13-Ficha


Pasión: la vanidad, el engaño.
Centro: sentimiento.
Fijación: desasosiego.
Visión de sí mismo: «yo exitoso».
Estructura del temor (lo que evita): fracaso.
Estructura del deseo: tener éxito, ser admirado.
Trampa o justificación: eficiencia.
Calificativos: El Triunfador. El Modelo. El Falso. El Mejor. El Buscador de Estatus. El Motivador. El Comunicador.
Hábito: aspecto firme, espalda erguida, postura estética. A veces muestra una imagen atlética e impecable, vestido para el éxito. Energético, aparenta confianza en sí mismo. Resulta llamativos y sus actos pueden parecer ensayados, con mirada atractiva pero fría.
Famosos: Silvio Berlusconi. Tom Cruise. Arnold Schwarzenegger. David Copperfield. Sting. Demi Moore. Sharon Stone. Brooke Shields. Whitney Houston. George Michael. Cindy Crawford. Boone Carlyle y Jin Kwon (de la serie «Lost»).


Volver a inicio de Página

14-Vídeo Descriptivo Eneatipo 3 (Claudio Naranjo)


A través del siguiente vídeo es posible analizar el eneatipo , de acuerdo al doctor Claudio Naranjo, considerado el padre del Eneagrama



Volver a inicio de Página



Atentamente:
Rafael Moriel

16 comentarios:

  1. Hola,
    Gracias por la información.
    Desde adolescente me di cuenta que me importaba el estatus, no el estatus típico que se nos puede venir a la cabeza, sino el de formar parte de grupos de personas que admiro y el de sentirme exitosa (aunque sea por tener una opinión interesante y original, o hacer un viaje o saber hacer algo concreto...). Todo esto me da mucho gusto y orgullo, pero también he luchado contra ello pq me da vergüenza ser así. Tengo carisma, soy estratega y competitiva (me veo maligna a veces aunque no lo saque hacia fuera) e intento ocultar mis sentimientos más oscuros. En este sentido me identifico con un tres. Pero a la vez, soy una persona muy miedosa y tengo bastantes terrores. Soy insegura y tiendo a admirar a los demás. A veces me someto a ellos o me pongo bajo su paraguas. No doy una imagen clásica de éxito, tampoco, y en mi vida he tenido épocas largas de "fracaso". No soy una persona superficial. En este sentido me identifico con un 6. NO sé si me identifico con un 3 porque tengo miedo de serlo o porque realmente mi vanidad es más esencial de lo que parece. Escribo esto por si suscita alguna idea, aunque escribirlo solamente ya me va bien. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEas quien seas, te doy las gracias. El eneatipo 3 es un eneatipo muy bien visto en nuestro mundo, y muchas de las desgracias que ocurren están directamente relacionadas con ello.
      Como verás, todas las entradas de mi blog están llenas de comentarios, a excepción del eneatipo 3, mayormente. Por eso, te doy las gracias y te invito a seguir creciendo.
      Claudio Naranjo publicó el primero de sus nueve libros... relativo a la vanidad. Yo creo que es por algo.
      Un abrazo:
      Rafa

      Eliminar
    2. Gracias Rafa. Por qué crees que no hay comentarios en el eneatipo tres? También me da curiosidad lo que dices de las desgracias (y miedo). A mi personalmente no me gusta serlo (si lo soy). abrazo

      Eliminar
    3. Es un dato real. Hay algunos eneatipos que consultan más... y uno de ellos es el cuatro. Sólo era un apunte, que a mí me sirve mucho para reflexionar. No soy el único que lo ve, que está bien visto ser eneatipo 3 en el mundo actual, incluso los americanos tenían dificultades para reconocer el eneatipo 3 como un tipo de personalidad, porque EEUU entero es eneatipo 3.
      Saludos y un fuerte abrazo:
      Rafa

      Eliminar
    4. Si, yo también lo he escuchado, que el eneatipo tres es el único (si no recuerdo mal) que no está tipificado en algún trastorno del DSM. Ahora entiendo más lo que quieres decir de que apenas vienen a comentar. Muy interesante todo esto. Gracias!

      Eliminar
    5. Yo mismo tuve dificultades para identificar al eneatipo 3 cuando comencé con todo esto, hace más de 15 años.
      Tu consciencia aporta esperanza a un futuro más libre, donde otros puntos de vista también son posibles.
      Un fuerte abrazo y mis mejores deseos:
      Rafa

      Eliminar
  2. Me sieto muy confundida. Creo ser una 6 pero, la mayor característica del 3, que es ser ambiciosa y triunfadora, la tengo. Todo lo demás soy un puro 6, si algo me caracteriza son los miedos y el seguir las reglas (además de la exageración)

    ResponderEliminar
  3. Fabuloso post, muchas gracias por publicar todo este material tan valioso!! Recomiendo ampliamente hacer el test... salió exacto! Es una radiografía de la personalidad, para poder autoconocerse y trabajar en nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  4. Los tests están muy bien, lo sé. Muchas gracias a ti, amiga tres... porque cuanto más estéis al tanto de la vanidad, antes podremos cambiar algunas cosas de este mundo en el que cuesta reconocer la vanidad como una pasión, al igual que el resto (sólo hay que ver la escasez de comentarios del eneatipo tres, comparado con el resto de eneatipos). GRACIAS DE NUEVO POR EL DETALLE DE RECONOCERTE Y VALORAR MI TRABAJO.
    Un fuerte abrazo y mis mejores deseos:
    Rafa

    ResponderEliminar
  5. Mi eneatipo es 3, posiblemente social, me di cuenta de esto a mitad de carrera en la universidad y me afectó mucho emocionalmente. Sentí que un velo muy grande de falsedad se revelaba cuando me miraba al espejo. Con el tiempo he ido entendiendo un poco mejor las ventajas y los peligros de este eneatipo, todos somos luz y sombra...

    Admiro mucho la capacidad de trabajo y de ejecución, es increíble la capacidad que tenemos los seres humanos de materializar nuestros sueños y los 3 tenemos una confianza a veces más alta en esta posibilidad. Caminamos con confianza hacia nuestros sueños y con frecuencia podemos animar a otros a que hagan lo mismo.

    No entiendo por qué hay menos comentarios de eneatipos 3, por la vergüenza a verse revelados o a mostrarse vulnerables?

    Siento que los tres nos movemos en polaridades bien intensas, algunas mencionadas acá:

    Frialdad-Calidez
    Falsedad-Autenticidad
    Implacabilidad-Dulzura

    A mí me va bien mostrar afecto en acciones como cocinar y cumplir la palabra. También soy afectivo físicamente, únicamente con quien tengo confianza y quiero. Cómo son otros 3 afectivamente?

    Gracias por toda la información, Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tu, AMIGO, por tus comentarios. Se agradecen enormemente, sobre todo cuando significa un acto tan cercano y respetuoso como el que has llevado a cabo.
      Te mando un fuerte abrazo y mis mejores deseos:
      Rafa

      Eliminar
  6. Excelente blog,detallado y facil de leer! Hice el test y me dió tipo 3 con ala 4.Lo he hecho varias para comprobar.Aunque a veces me siento muy 8.Que conexion podrian tener el 3 y el 8 ? Ojala me lo puedas aclarar.Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente blog,detallado y facil de leer! Hice el test y me dió tipo 3 con ala 4.Lo he hecho varias para comprobar.Aunque a veces me siento muy 8.Que conexion podrian tener el 3 y el 8 ? Ojala me lo puedas aclarar.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos son expansivos, e irradian sus energías en público, especialmente el 8, que con solo acercarse la notas.
      Un fuerte abrazo:
      Rafa

      Eliminar
  8. Como los 3 comentamos poco voy a comentar, que no se diga. En primer lugar felicitarte por la información, de lo más completo que hay por la red.
    En mi caso que soy un 3 conservación, el antivanidoso, tengo que decir que me costó muchísimo darme cuenta que hacia las cosas para buscar la admiración de los demás, como no me vendía a mi mismo ni presumía, me costó mucho ver que esto fuera algo malo, además que a los abiertamente vanidosos no los podía ver ni en pintura (ahora supongo que es porque me hacían competencia, antes pensaba que estaba mal ser vanidoso, y resulta que yo también lo era...), lo malo es que como no piensas que hagas mal a los demás, al menos en mi caso, sigues adelante, pero cuando me desintegré al 9, desidia y hastio total, sentimiento de fracaso, fue cuando comencé este camino de autoconocimiento y empecé a tomar consciencia de que el mayor y gran perjudicado de esa vanidad era yo mismo y que aunque no molestase a los demás al menos de boquilla, tenía que tomar cartas en el asunto porque me estaba limitando muchísimo y haciendo tomar caminos que no llevaban a ninguna parte Artículos como el tuyo me han ayudado mucho para ir quitando ese velo, así que no tengo más que agradecimiento por el trabajo que hacéis en este camino de ayudar a la gente a conocerse, aquí está la verdadera superación del ser humano, en trascender su propio ego y en la expansión de la consciencia, esperemos que la sociedad algún día haga hincapié en esto, supongo que ese día llegue cuando esta sociedad vanidosa en la que vivimos se desintegre en conjunto al 9, le pierda el sentido a todo y comience la búsqueda que algunos en solitario vamos haciendo.
    Como recomendación para los 3, el libro "El caballero de armadura oxidada" está muy bien!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus comentarios, muy amable.
      Agradezco enormemente tus comentarios y te animo a continuar en ese camino que has emprendido.
      Un fuerte abrazo:
      Rafa

      Eliminar