lunes, 17 de septiembre de 2012

«Poemas del Amor Loco»:
Un Libro de Rafael Moriel






«Poemas del Amor Loco» es un libro de poemas escrito por Rafael Moriel, escritor y autor de este blog.


Título: Poemas del Amor Loco
Autor: Rafael Moriel
Género: poesía. 34 poemas
Páginas: 98
Formato: papel impreso y ebook
Cómo adquirilo: rafaelmoriel.com
Estilo: directo y frágil

«Poemas del Amor Loco» es un canto al desamor, en el nombre de las causas perdidas.

Compuesto por 34 poemas, «Poemas del Amor Loco» mantiene, desde la frescura y la nobleza, la inconsciencia de un amor maldito que sólo el transcurso de los años y la experiencia pudieron evitar.

«Poemas del Amor Loco» es una obra literaria con una trama absolutamente demencial. Un libro maldito, una oda al amor verdadero con la persona equivocada. Un guión dramático entre una víctima y su salvador. Y un libro de engaños, verdades incumplidas y amores perniciosos.

«Creí que el amor más puro surgiría desde el dolor de dos almas lastimadas que se encuentran en la vida, sin tener en cuenta que la otra persona no sentía como yo, y ni siquiera tenía las mismas intenciones».

Ahora ya sé que no soy el único. Ya no persigo amores locos, y mi vida no tiene nada que ver con aquello.

Para más información, visitar la web: rafaelmoriel.com


Selección de Poemas

Mi Duelo (16-12-2001)

Mi duelo es inmenso
y sagrado.
Dos meses mirando paredes,
fumando cigarrillos,
sin saber qué hacer
adónde ir.

Mi duelo es muy triste y
en él levitan lágrimas amargas y secas
con tu nombre esculpido.

En mi duelo está la muerte
y sin embargo estás viva.
Lo respiro a cada instante;
al acostarme
al despertar;
me vino dado
sin quererlo ni creerlo.

De tristeza
de paredes
de encierro
y abulia
de meses enteros
mi duelo,
parece sólo mío.
Poema de Amor

Me quedé sobre la cama
tumbado vestido, por fuera.
Ella estaba desnuda
adentro.

Quería dormirse en mi pecho
y yo tenía taquicardia
las piernas encogidas,
mirada en el techo.

Su perrita estaba en mis piernas,
los tres en el lecho.

Me giré a escucharla susurrar:
dijo que me quería
bajito, al oído,
se estaba recuperando de una ingesta de somníferos
«... eres el hombre de mi vida», una y otra vez;
yo era el hombre de su vida...
se me estaba poniendo morcillona
me sentía incómodo, agobiado
le acaricié el rostro
el pelo
y se me ocurrió entonces
que yo era buena persona
que estaba enamorado,
que mis padres no lo hicieron tan mal,
que tenía que joderme
que mi vida podría ser un desastre,
que debía correr el riesgo
sólo por eso que dicen
Amor.
Como en «Solaris» (tú fuiste mi sueño)

Mi amor:
Llegará el día,
y sucederá.

Tú y yo
caminaremos de la mano
y nuestros rostros serán jóvenes.

Tras la niebla, el sol resplandecerá como jamás lo hizo, cálido y sublime.
Envueltos en una brisa, ausente y fúlgida,
todo permanecerá en silencio, al paso.

Pasearemos a nuestras perritas
flacos los dos
con nuestras caras de pito...
Y sólo entonces nuestro amor SERÁ,
privado de impaciencia y desatino,
tu alma y la mía, desnudas,
permanecerán juntas;

así será, amor mío...
sumidos en una calma desconocida
sin tocar el suelo,
tú y yo seremos dos niños cogidos de la mano
con «nuestros besos»
sonriendo
por nuestras cosas
a través de los parques.

Lo que reste de nosotros, nada importará,
entonces ocurrirá
y
nos veremos en sueños, como tú decías...
Volver a inicio de Página
Atentamente:
Rafael Moriel

2 comentarios:

  1. Hola Rafael:
    Me gustan tus poemas de amor. Me gustan. Son tan reales y son tan ensoñadores. son simplemente, hermosos. Felicitaciones por tus últimos libros. Espero tengas muchos éxitos.
    Abrazos, Eva Margarita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga, espero que gusten... a fin de cuentas uno los escribe para plasmar los sentimientos.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar