lunes, 31 de diciembre de 2012

Análisis del Eneatipo 8

Volver a Inicio de página

«Soy dominante, me gusta practicar el control y sentirme poderoso. Soy seguro de mí mismo, asertivo y directo. Me gusta imponerme. Detecto fácilmente la falsedad y la fortaleza fingida. No soy nada diplomático. Soy un líder natural. Hago que las cosas ocurran. Detesto que alguien intente controlarme. Respeto a los fuertes, me gusta la confrontación. Soy espléndido y muy generoso con los que son mis amigos. Soy muy competitivo».


Índice


Volver a inicio de Página

1-Consideraciones Importantes


Lea detenidamente las siguientes cuestiones para poder entender y asimilar correctamente la información contenida en esta página:
  1. El autodescubrimiento no termina con la identificación de la personalidad básica o eneatipo, sino que tan sólo supone el comienzo de un viaje interior que nos ayuda a empatizar, comprender y mejorar nuestra comunicación con los demás.
  2. Sea cual fuere su eneatipo básico, los eneatipos en las direcciones de integración y desintegración influyen en su personalidad global. Para obtener una respuesta más acorde a la misma, no sólo debe tomar en cuenta el eneatipo básico y su ala correspondiente, sino los dos eneatipos correspondientes a sus direcciones de integración y desintegración en el Eneagrama. Los rasgos de los cuatro eneatipos pueden mezclarse en su personalidad global, proponiendo un marco más amplio y acorde a la realidad. Tomando como ejemplo un eneatipo 8, es muy difícil identificarse completamente con él: cualquier eneatipo 8 posee un ala 7 ó 9, así como una dirección de desintegración (5) y otra de integración (2), que juegan un papel importante en la personalidad global.
  3. Este blog dispone de 9 tests independientes para valorar cada eneatipo básico, así como un test de identificación rápida TRIE (disponible en el apartado «Etiquetas» a la derecha del blog) y un test preciso on line (accesible a través del botón «Eneagrama», situado en el menú de la parte superior del blog).
  4. A través del test del Eneagrama es posible dibujar un mapa completo de nuestra personalidad, teniendo en cuenta que el resto de eneatipos influyen en nuestra personalidad global.

Volver a inicio de Página

2-Situación en el Eneagrama


El eneatipo 8, junto a los eneatipos 1 y 9, conforma el trío visceral, caracterizado por la importancia que otorgan al momento presente, de carácter relevante.

Contrariamente, el trío emocional (eneatipos 2, 3 y 4) otorga mayor importancia al pasado y los sentimientos, así como el trío mental o racional (eneatipos 5, 6 y 7) prioriza las consecuencias de la conducta en un futuro.

A grandes rasgos, el eneatipo 8 maneja sus energías de un modo extrovertido (eneatipos 2, 7 y 8), centrando su atención en el entorno y las personas que le rodean.

Contrariamente, otros eneatipos obran de manera introvertida (eneatipos 1, 4 y 5), teniendo en cuenta su mundo interno y las necesidades concretas, o bien de un modo intermedio (eneatipos 3, 6 y 9), en un intento de conciliar ambas tendencias y sin desarrollar ninguna especialmente.

La personalidad global del eneatipo 8 puede estar influenciada de un modo notable por su ala (7 ó 9), así como por su dirección de integración (eneatipo 2) y su dirección de desintegración (eneatipo 5).

Localización del eneatipo 8

Volver a inicio de Página

3-Hábitos


El eneatipo 8, caracterizado por la intensidad y la fuerza que muestra en todo lo que hace, puede mostrar los siguientes hábitos:
  • Muy competitivo.
  • Fuerte, rudo y poderoso.
  • Territorial, dominante y autoritario.
  • Exageradamente honesto.
  • Intenso, sensual y sexual. Adicto al placer.
  • Transgresor, no le teme a nada. Desenfrenado e impulsivo.
  • Arriesgado y luchador.
  • Protector.
  • Posesivo, auto suficiente, cruel y despiadado.
  • Rebelde y vengativo.
  • Ambicioso.

Volver a inicio de Página

4-La Lujuria Como Pasión


Según la RAE, la lujuria se define como el vicio consistente en el uso ilícito o el apetito desordenado de los deleites carnales. El exceso o demasía en algunas cosas.

Si bien la ira del eneatipo 1 parece la menos visible de las pasiones, la lujuria del eneatipo 8 es claramente expresada a través de la sed de intensidad y la necesidad de adrenalina, más que en un voraz y desordenado apetito sexual. La lujuria supone el exceso, acaso como una búsqueda del límite de las cosas.

Eneatipo 8: adrenalina

El mundo para el lujurioso, el más visceral de todos los eneatipos, se rige por la ley de la selva. Tan sólo sobreviven los fuertes: o comes, o eres comido. En su afán por no mostrarse vulnerable, el eneatipo 8 transcurre su existencia como una encarnizada y feroz lucha, contra todo y contra todos. Cuanta más lucha, más adrenalina. La vida es como un escaparate del que toma lo que necesita, sin pedir permiso ni detenerse a pensar. La reflexión o el sentimiento de culpabilidad no tienen cabida.

El eneatipo 8 es un carácter territorial, por excelencia. Basta acercarse a una distancia íntima, para sentir su territorialidad; en cualquier caso, no se deja invadir bajo ninguna circunstancia. La energía de su presencia es poderosa, llegándose a sentir allí donde se encuentre presente.

Territorialidad: su presencia se siente

Se muestra siempre muy seguro de sí mismo. Es de carácter controlador y dominante y opta por liderar antes que acatar órdenes, que únicamente acepta si el líder al que debe obedecer se ha ganado su respeto y está a su altura. De lo contrario lo apartará, ocupando su lugar. Más que malo, aspira a ser indomable, fuerte y poderoso.

Fornido y vigoroso, es capaz de recibir estoicamente los golpes de la vida, devolviéndolos a la menor ocasión. El eneatipo 8 se atreve con todo lo que otros desearían hacer.

Marcado rechazo a las emociones que puedan mostrar su debilidad: tristeza, miedo, depresión, vergüenza, remordimiento, ternura, carencia, anhelo, etc. Toda emoción que pueda hacer tambalear su auto imagen, fuerte y poderosa, queda excluida. Su mecanismo de defensa, basado en la negación, le hace insensible al sufrimiento: «si al menos no me aman, me temerán».


Volver a inicio de Página

5-La Lujuria Como Excusa


La característica más notable de la lujuria es la inagotable sed de intensidad en todo lo que el eneatipo 8 hace o emprende. Intensidad charlando, conduciendo, e incluso abriendo una puerta; toda su vida gira en torno a ello.

El eneatipo 8 necesita adrenalina para sentirse vivo: disfruta comiendo y bebiendo en exceso, le gustan las altas velocidades, la música fuerte, las especias picantes, la confrontación, la lucha y el riesgo. A diferencia del eneatipo 7, que prueba un poco de todo para satisfacer su gula, el lujurioso prueba mucho de todo.

Intensidad y exceso en todo lo que hace

Muy escéptico con la espiritualidad y la metafísica. Para él no hay otra cosa que la materia y las sensaciones percibidas. Es una persona apasionada que antepone sus propias sensaciones corporales y la acción, al sentimiento y al pensamiento.

Existe un deseo constante de descubrir al culpable y vengarse del mal realizado, obteniendo una compensación a cambio. Ajusticiar y ajustar las cuentas es una necesidad primordial. Cualquiera es culpable hasta que demuestre lo contrario. Siempre está buscando el lado oscuro, la trampa oculta.

Intolerante con la sutileza, utiliza un estilo frontal y directo, sin dilación. No titubea ni se anda con remilgos, manifestando abiertamente lo que piensa, sin importarle las consecuencias. Sus comentarios, brutalmente honestos e incluso hirientes, pueden ir dirigidos a su jefe, su mujer, un amigo, el presidente, etc.

Al igual que el rinoceronte, desarrolla una piel dura para defenderse de posibles ataques. Utiliza la misma fuerza para pelear que para cortar el pan.

El eneatipo 8 está convencido de que la gente es vil, malvada e infame, por lo que es necesario culpabilizarlos y castigarlos por ello. No hay nada peor que ser sumiso o víctima, contribuyendo a que exista la gente malvada.


Volver a inicio de Página

6-Manifestación de la Lujuria


La arrogancia y la lujuria, como expresión de poder, pueden manifestarse a través de las siguientes actitudes:

  • Control: exigencia de dominar las situaciones. Vencer en una competición, imponerse en un enfrentamiento directo, hacer respetar el espacio propio y las opiniones propias.
  • Predominio de la acción: la identidad de esta personalidad esta vinculada a la acción y a los resultados concretos, con el peligro de descuidar o infravalorar la importancia de los sentimientos en las relaciones.

  • Acción sin dilación. «Yo puedo con todo»

  • Sarcasmo: recurriendo a actitudes punitivas para hacer valer su superioridad. Sarcasmo, ironía, intimidación y humillación.
  • Contestación: frente a las fuerzas que obstaculizan su voluntad y sus convicciones, puede oponer resistencia al rechazar la colaboración, provocando el conflicto, denunciando la injusticia y asumiendo una actitud de rebelde.
  • Intensidad: la determinación y la aparente seguridad del eneatipo 8 puede significar una falta de sensibilidad a su propio mundo afectivo, dándose una inclinación a enmascarar su vulnerabilidad y falta de respeto con la dignidad y el valor del prójimo.

Volver a inicio de Página

7-Comportamiento y Actitudes


La lujuria del eneatipo 8 puede mostrarse bajo diversas formas:
  • Siente la obligación de ejercer el control.
  • Continuamente hace demostraciones de fuerza.
  • Le apasiona la lucha de poder y el enfrentamiento.
  • Puede presentar una forma de vida excesiva: demasiadas cosas, sexo, trasnochador y ruidoso.
  • Da la cara por sí mismo y por sus amigos. Combativo y extremadamente protector con quien quiere, trata de proteger a sus amistades de cualquier peligro.
  • Para protegerse, capta de inmediato las intenciones negativas de los demás.
  • Encuentra su identidad actuando como justiciero, enorgulleciéndose de su deseo de defender a los débiles.
  • Su principal objetivo es conocer quién ostenta el poder, para manejar la situación y mantener el control.
  • Si se encuentra en una posición subordinada, minimizará el hecho de que la autoridad posea el control sobre su comportamiento y abusará de los límites y la interpretación de las reglas, hasta tener claras las consecuencias.
  • Considera que la verdad surge durante una riña, no permitiendo que nadie cuestione su opinión.
  • En lugar de buscar alianzas o acuerdos, su estrategia consiste en la total usurpación del poder.
  • El modo de liberar la sobrecarga de su energía es excederse: creando problemas, interfiriendo en la vida de sus amistades. Exceso en la comida, el sexo o el consumo de sustancias.
  • Intensidad sin medida. Rebeldía.
  • No siente culpa ni miedo.
  • Primitivo, sin rencor. Sin pena ni vergüenza.
  • Posesivo, celoso, agresivo y competitivo.
  • Conduce la verdad hasta el mismo escándalo.
  • Su gusto parece orientado hacia los peligros, resultando temerario.
  • Capaz de negar las normas sociales.
  • Intolerante a la frustración.
  • Su instinto es la acción, sin dilación.
  • Nunca pide algo, por no arriesgarse a recibir una negativa: lo arrebata. Es un atropellador.
  • Rechaza la autoridad, rompiendo todo obstáculo que impida realizar sus propios deseos.
  • No acude a los psiquiatras.
  • Si bien parece insensible a los sentimientos ajenos, a veces deja entrever su lado tierno y protector.
  • Pese a detestar la debilidad, es muy propenso a defender a los más débiles, siempre y cuando sean de su camada.

  • México es un país típicamente 8

  • El eneatipo 8 puede ser como un oso, o como un felino; en cualquiera de los dos casos, sus modales son bruscos, rudos y faltos de tacto. Como un oso enorme de carácter intimidante, o como un felino de sensualidad agresiva y aura salvaje, como de animal en celo.
  • Aflojarse supone ser débil. Rendirse es capitular.
  • Prefiere ver el lado sórdido de las cosas, antes que sentirse defraudado y por lo tanto, vulnerable.
  • No hay mejor defensa que un buen ataque.
  • La ira brota con mucha facilidad.
  • A menudo cree ser una víctima escogida por razones que no logra entender (como por ejemplo, su mal carácter), acusando a los demás de tenérsela jurada.

Volver a inicio de Página

8-Infancia


Desde su más tierna infancia, el eneatipo 8 aprendió a negar el dolor, la culpa, la debilidad, la necesidad y todo sentimiento que pueda conducirle hacia cualquier tipo de vulnerabilidad.



Al igual que para el eneatipo 6, el mundo a sus ojos es un lugar peligroso. Sin embargo, él siempre es el predador, jamás la presa.

A menudo describe una infancia combativa, donde los fuertes eran respetados y los débiles no. Su sólida coraza protege el corazón de un niño dependiente, prematuramente expuesto a circunstancias adversas.


Volver a inicio de Página

9-Liderazgo


El liderazgo que ejerce o puede ser capaz de ejercer el eneatipo 8 es:
  • Líder de mando, entiende su presencia para dirigir, asumiendo el liderazgo con total seguridad.

  • Líder nato

  • Para él no hay nada imposible.
  • El eneatipo 8 ejerce su liderazgo desde la más tierna infancia, donde ya dirigía y organizaba a los demás.

Volver a inicio de Página

10-Subtipos


Subtipo Conservación
(«Supervivencia Satisfactoria»)

Supervivencia satisfactoria.

De los tres subtipos, es el orientado a la acción o instintivo, siempre enfocado al poder. Se cree con derechos, y no con obligaciones.

Existe una necesidad neurótica de un egoísmo exagerado, y una pasión por satisfacer sus necesidades al instante: el mundo para él es como un supermercado, del que coge lo que necesita, ya que se cree con derecho a hacerlo. Gran intolerancia a la frustración.

Justificación personal: «me satisfago, luego existo».

Su pasión satélite es la supervivencia satisfactoria, en el sentido de tomar aquello que quiere para saciar de un modo satisfactorio su supervivencia. Es adicto al trabajo y territorial como una fiera, manteniendo el control de su espacio vital: la casa, las pertenencias, el dinero, la familia, etc. Es el más callado y a menudo pasa desapercibido, pero al mismo es el más peligroso de los tres subtipos, pues entretanto puede estar contemplando la peor de las salidas a un problema. Su actitud es siempre la de estar al acecho, allí donde vaya a «cazar». Invisible, maquiavélico.

Consigue todo aquello que desea sin tener en cuenta los daños colaterales. Trabaja por la familia y es el más peligroso de los tres subtipos. Agresivo en la intimidad.

No está interesado en el mundo del autoconocimiento. Reprime mucho su afectividad, el cariño y el niño interno. Las necesidades de los demás no importan, y no las tiene en cuenta.

Extremadamente astuto, es capaz de sobrevivir, logrando suministros en tiempos de guerra. Es el que más hace y el que más poder consigue. Arruinará a otros en su propio beneficio y puede ser un ladrón, un matón y un psicópata. También puede dedicarse al mundo corporativo.

Subtipo Social (Complicidad)

Complicidad.

Existe una necesidad neurótica de pandillas y alianzas de sangre, y una pasión por la justicia social que lo conduce a ser antisocial. Es la «mafia», y todos sus comportamientos suelen orientarse en ese sentido.

Justificación personal: «desafío, luego existo».

Su pasión satélite es la complicidad, que junto a su amistad le restan fuerza frente a otros subtipos, resultando simpático y amistoso como un lobo con piel de cordero, leal a un grupo y orientando su hostilidad hacia todo elemento externo de amenaza para el grupo.

Su carácter es idealista; desea lograr sus objetivos para fines benévolos, sin reparar en los medios utilizados para ello (el fin justifica los medios). Teje diplomáticamente para mantener las cosas a su favor. Es el subtipo mental, y es un reformador que siempre quiere cambiar las cosas, allí donde va. Acostumbra a ir en contra del sistema como está. Simpático, hipócrita y sibilino.

Disfruta organizando reuniones sociales, comidas, manteniendo acaloradas discusiones, etc. Pudiendo dedicarse a la política. En ocasiones se parece a un eneatipo nueve, por su carácter bonachón, y en cierto modo conciliador a primera vista.

El subtipo social es el justiciero del eneagrama. Otorga mucha importancia al honor y acostumbra a realizar pactos con personas dignas de su confianza, poniendo a prueba a sus seres queridos con objeto de afianzar una amistad sólida y segura.

A menudo se maneja con códigos mafiosos: «yo por ti, tú por mí». La amistad es una alianza de sangre y la traición se paga con la muerte. Cuanto más miedo se les tiene, más miedo te dan: se retroalimentan de esta manera. Puede ser temerario y autodestructivo, abusando de sustancias nocivas.

Protege a los suyos. Códigos mafiosos.

Subtipo Sexual o Intimidad
(Posesión / Entrega)

Posesión, entrega.

Existe una necesidad neurótica de poseer al otro o entregarse a él, y una pasión por dominar, desafiar, provocar y salirse de la norma.

Justificación personal: «soy rebelde, luego existo».

Es el emocional, el subtipo ocho genérico descrito en los libros de Eneagrama.

Su pasión satélite es la posesión o la entrega. Puede ser un rebelde sin causa pero, en cualquier caso es el macho o la hembra alfa que disfruta el papel de malo y orgulloso de su naturaleza salvaje. Se muestra bastante activo y carismático, con una tendencia al descaro. Siempre es quien manda, y bajo ningún concepto le interesa estar bajo el mando de otra persona. Se rebela contra lo establecido.

Su pasión satélite es poseer al otro, o simplemente lo que desea. A menudo ama la velocidad y es el más lujurioso de los tres subtipos. Sin tabúes con el sexo.

Xena, princesa guerrera

Muy agresivo, a menudo se ve envuelto en peleas. Carismático, seductor, magnético. Felino, de grandes discursos, ruidoso. Muy admirado y muy temido, logra, a pesar de su agresividad, que al final le quieran y le respeten.

Avasallador en exceso, puede ser muy cálido y amoroso, escogiendo a sus aliados con precaución. Lucha por el poder en la relación: o somete, o se entrega por completo. Proclive a la sospecha, busca la vulnerabilidad en los demás. Celoso, felino, con un matiz sexual que recuerda al eneatipo dos subtipo sexual.

Puede ser muy celoso y posesivo con su pareja, de quien espera que se entregue en cuerpo y alma, llegando a separarla de sus amistades, maltratarla o incluso cometer un crimen pasional.

Actitud dictatorial, no delega en nadie y a menudo resulta prácticamente imposible vencerle.

Volver a inicio de Página

11-Integración (del 8 al 2)


El eneatipo 8 un excelente líder, muy poderoso. Su integración pasa por interiorizar la virtud de la sencillez, que puede lograrse a través de las siguientes actitudes:

  • Dejar que el niño que todos llevamos dentro se manifieste y pueda expresarse.
  • Aprender a ser querido y no temido por los demás.
  • Hacerse más capaz de expresar el lado tierno y vulnerable de la propia naturaleza.
  • Ser más atento y sensible a los sentimientos propios y ajenos, sin tratar de negarlos o esconderlos.
  • Convencerse de que nadie es auto suficiente y de que una sana dependencia de los demás es una buena señal de humanidad y madurez.
  • Reconocer que cada cual tiene su verdad para ofrecer, y no pretender imponer la propia.
  • Aprender a adaptarse a las personas y a las situaciones, sin pretender ejercer el control sobre todo.
  • Ser paciente con el prójimo, reprimiendo el impulso de formular juicios apresurados y sumarios sobre las personas.
Mediante la práctica de dichas actitudes, el eneatipo 8 logra progresar en los siguientes aspectos:
  • Se abre a los demás antes que dominarlos. Aprende a usar el poder que tiene para nutrir a los demás, siendo heroico y magnánimo. Deja a un lado su posición de superioridad, relacionándose con los demás como individuo y como igual.
  • Se identifica con los demás, comprendiendo que no es distinto a ellos, y por tanto, merece los mismos derechos y privilegios. Es empático y compasivo, estimulante, generoso, servicial y se preocupa sinceramente del bienestar y las aspiraciones de los demás y de las necesidades ajenas, como si fueran suyas.
  • Su capacidad de amar corona sus otras capacidades de liderazgo. Descubre el poder del amor antes que obsesionarse con el amor al poder. Descubre que el amar a los demás va en su propio interés más profundo.
  • Al utilizar su poder a favor de los demás, obtiene lo que más necesita: ser amado por sí mismo. Al aprender las lecciones de amor, al ponerse en la posición humilde pero elevada, (en un extraordinario acto de heroísmo) de servir a los demás.

Dirección de integración

Volver a inicio de Página

12-Desintegración (del 8 al 5)


El Eneagrama no está orientado a las distorsiones de la personalidad y patologías mentales. En su patología o enfermedad, el eneatipo 8 puede padecer un trastorno de personalidad antisocial o psicópata, comportamiento sádico, violencia física, paranoia y aislamiento social.

Dirección de Desintegración

Volver a inicio de Página


13-Ficha


Pasión: la lujuria.
Centro: instintivo
Fijación: venganza.
Visión de sí mismo: «Yo puedo».
Estructura de temor (lo que evita): debilidad
Estructura de deseo: sentirse fuerte y salvador.
Trampa o justificación: justicia.
Calificativos: El Protector. El Desafiador. El Mandón. El Líder. El Proveedor. La Roca. El Empresario. El Inconformista.
Hábito: posee una presencia física imponente. Mirada dura y penetrante. Impetuoso, dominante. Voz firme, que sabe modular para conseguir el máximo efecto. Notable fuerza física. Emplea un rotundo lenguaje no verbal.

Ana Lucía (de la serie «Lost»)
Famosos: Frank Sinatra. Telly Savalas. José Alfredo Jiménez. Gerónimo. Diego Rivera. Johnny Cash. Muhammed Alí. Indira Gandhi. Picasso. Karl Marx. Mr. Eko (AC), Charles Widmore (AC), Sawyer (Sex) y Ana Lucía (Sex), de la serie «Lost».


Volver a inicio de Página

14-Vídeo Descriptivo Eneatipo 8 (Claudio Naranjo)


A través del siguiente vídeo es posible analizar el eneatipo 8, de acuerdo al doctor Claudio Naranjo, considerado el padre del Eneagrama




Volver a inicio de Página



Atentamente:
Rafael Moriel

26 comentarios:

  1. Hola, buenas tardes... en el test de personarte sali con 51 puntos para el eneatipo 8 y 51 puntos para el eneatipo 1.. no entiendo que eso pueda ser posible.¿ Me podrías orientar al respecto?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo tu test aquí delante, pero te recomiendo que sumes las triadas viscerales (1, 8, 9) y emocionales (2, 3, 4), y las compares. A mí, por lo poco que te conozco me parece que podrías ser eneatipo 8, pero en cualquier caso y dependiendo de cómo hayas respondido, no descartaría otros eneatipos como 4 con subtipo sexual, etc. Repite el test y céntrate en sumas triadas, a ver qué resultado obtienes. Sólo he mirado tu blog un poco por encima, pero las imágenes me han sugerido quizá 8, 4,... no lo sé. Ya me dirás. Léete también la descripción de los caracteres 8 y 1, y analízalos. También el 4 si quieres.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar
    2. Haz también este test rápido:

      http://rafaelmoriel.blogspot.com.es/search/label/Test%20%20TRIE%20Riso-Hudson

      Eliminar
  2. Gracias!!! tan pronto sepa más te lo haré saber

    ResponderEliminar
  3. Pues.... los resultados del test son AY

    ResponderEliminar
  4. hola me gusto mucho este analisis, soy estudiante de psicología y a futuro quiero ser psicólogo transpersonal, y en los talleres que hacía con mi profesor que es psicologo transpersonal, descubrí que soy eneatipo 8, pero gracias a este analisis logre descubrir mi subtipo que mas predomina y es el social me sentí muy identificado con el muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy guay que te quieras dedicar a esto. Estoy seguro que tendrás mucho éxito. El hecho de tenerlo tan claro es ya una garantía de éxito. Buena suerte y no olvides nunca que el eneagrama puede cambiar este mundo.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar
    2. muchas gracias señor Rafael que le vaya muy bien

      Eliminar
  5. Hola, resulta que vi su análisis del eneatipo 8 y me gusto bastante, estudio psicología y a futuro quiero ser psicólogo transpersonal, había descubierto que soy eneatipo 8 gracias a los talleres de desarrollo personal que hacian en mi universidad, y este análisis me ayudo descubrír que soy del subtipo social. saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte y un fuerte abrazo, amigo.
      Rafa

      Eliminar
  6. tengo una duda, yo tengo 40 puntos en el eneatipo numero 8 y 39 en el 5 según esto significa desintegración a que se refieren mas específicamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no tiene por qué significar desintegración. El 8 y el 5 están conectados. Además, son dos caracteres que no tienen mucho que ver realmente, así que no te costará mucho discernir entre ambos. Están relacionados y puede que seas una 8 conectada con el 5. Mírate bien las descripciones y saca tus propias conclusiones. No te costará mucho identificarte.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar
  7. Hola Rafa,
    El miedo a ser humillado. en público especialmente,a qué tipo corresponde,al 8 no? Subtipo social,supongo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que esa pregunta no tiene respuesta concreta, porque ser humillado en público, independientemente de quién sea el eneatipo... es ser humillado en público. Todos tenemos miedo a eso.

      Eliminar
  8. Hola, verás, tengo 50 puntos en tipo 8 y 45 en tipo 7, además de que sumo más en pensamiento que en el visceral... ¿Qué significa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo repetir los tests, sin miedo. Yo mismo lo he hecho muchas veces, teniendo en cuenta las respuestas intermedias, o no.
      Puedes ser mental, por lo que dices. En cualquier caso, debes ser tú quien se identifique. Como comprenderás es un poco difícil hacerlo con esta información.
      Puedes seguir aprendiendo Eneagrama a través de este blog, o comprando mi libro. En cualquier caso, estoy seguro de que lo harás.

      Eliminar
  9. Buenas noches, soy nueva en esto...

    He hecho el test y me salió:

    1:53
    2:48
    3:66
    4:47
    5:62
    6:49
    7:55
    8:69
    9:45

    Tengo tres casi iguales... Como me valoro?

    Muchas gracias 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo repetiría los tests. En alguna de las opciones deberías dar una puntuación más baja. Ten en cuenta que a veces creemos que sabemos cómo somos, y no es así. Reflexiona a fondo y repite los tests, procurando ser más objetiva con tus respuestas.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar
  10. Después de escuchar el vídeo de Cláudio Naranjo apetece morirse y volver a nacer siendo otro eneatipo que no sea el ocho. Qué horror de comentarios tan desagradables. No hay nada bueno y positivo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi modo de ver, no hay eneatipos mejores ni peores. Sólo hay posiciones menos dolorosas, y una de ellas es la del 8. Luego, también se puede estar más de moda en el mundo actual o menos, pero no hay nadie mejor que nadie.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar
    2. Sí. De todas formas el concepto del dolor es relativo.

      Eliminar
    3. A mi me sorprende que Marx fuera 8 (social quizás), yo juraría 5 o 7, solía ver a los 8 como malas personas (Stalin, Rockefeller, etc). Pero bueno, no es bueno prejuzgar, la vida no es así. Yo soy 5 sexual, y tengo algo de miedo a la gente así, me parece que van a robarme algo siempre.

      Eliminar
  11. Coincido con María, el vídeo se centra en describir un 8 insano...o simplemente da a entender que un 8 no sabe amar sanamente? No aclara, por lo cual un 8 puede ser cualquier criminal que se nos cruce en la vida, como si no existieran otros eneatipos capaces de mentir, engañar, etc. ! Se quedó corto con la descripción, no parece objetiva.

    ResponderEliminar
  12. Es genial. El 8 es el mejor. Lo que pasa es que somos unos hipócritas solapando nuestros defectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que seas tan optimista.
      Ahora bien... no hay mejores ni peores. Sólo posiciones más o menos dolorosas para uno mismo.
      Un abrazo: Rafa

      Eliminar