lunes, 19 de diciembre de 2011

Micerinos: la Tercera Pirámide

Pirámide de Micerinos y
pirámides satélite

Micerinos fue un faraón perteneciente a la Dinastía IV del Imperio Antiguo egipcio, cuyo reinado se estima entre el año 2514 a. de C. y el 2486 a. de C.

Se cree que Micerinos fue hijo de Kefrén y nieto de Keops, aunque según el historiador Herodoto fue hijo de Kefrén y sobrino de Keops, afirmando que ambos faraones eran hermanos. Los últimos estudios apuntan a que la línea sucesoria tras el reinado de Seneferu (fundador de la Dinastía IV e introductor de la construcción de pirámides a gran escala) recaería en su hijo Jufu (Keops), al que siguió Dyedefra, tras el cual reinó Jafra (Kefrén) y brevemente Baefra, que fue sucedido por Menkaura, más conocido como Micerino o Micerinos.

Contrariamente a sus antecesores, el historiador Herodoto apunta a que Micerinos abrió los templos al pueblo, permitiendo el culto. A Micerinos se le atribuye la construcción de la tercera pirámide de Giza, conocida antiguamente como «la pirámide divina», así como las tres pirámides satélites de las reinas, el templo funerario, el templo del valle y la calzada procesional. La pirámide, de 105 m de lado y 65,5 m de alto, con una insólita distribución interna, estuvo parcialmente revestida de granito rojo, completando su recubrimiento con piedra caliza. Una de sus caras presenta una enorme brecha, al parecer realizada por los saqueadores, que finalmente no lograron alcanzar la cámara funeraria. Si bien las dimensiones de la pirámide son más reducidas que las de Keops y Kefrén, estaría destinada a ser la más hermosa de las tres.

Tanto los historiadores Julio Africano como Eusebio de Cesarea escribieron, en referencia a Maneton, que la tercera pirámide de Giza fue construida por Nitocris, que se cree fue la última faraón de la dinastía VI de Egipto; sin embargo, actualmente hay dudas sobre la existencia de Nitocris.

Micerinos es el faraón de la Dinastía IV de quien se conservan más estatuas, destacando su representación junto a la diosa Hathor y una diosa provincial, así como otra estatua junto a su esposa Jamerernebty.

En 1837 fue hallado en la cámara funeraria de la pirámide de Micerinos un impresionante sarcófago de graubaca (basalto), extraviado finalmente tras el naufragio de la goleta Beatrice en 1838, que realizaba su traslado junto a diversos enseres hallados en la meseta de Giza. Los datos apuntan a que los hechos ocurrieron frente a la bahía de Cartagena, en aguas españolas, y tras numerosas expediciones e intentos de búsqueda, su ubicación exacta continúa siendo un misterio.

Vídeos Relacionados





Atentamente:
Rafael Moriel

No hay comentarios:

Publicar un comentario